domingo, 17 de mayo de 2015

Las decisiones y el peso de la conciencia

Entiendo por psicología social el estudio del ser humano en su relación con los otros y con lo otro. Con la expresión “los otros” me refiero a las personas, y con la expresión “lo otro”,  a las cosas. Creo que todo el mundo sufre desequilibrios emocionales que pueden terminar en una enfermedad psíquica o no. El origen de estos desequilibrios debe buscarse no en el interior de la persona, sino en la historia de sus relaciones con los otros y con lo otro. No creo que la clave esté en si las relaciones con los otros están marcadas por la armonía o por la lucha,  sino si te sientes feliz, contento, alegre. Yo en la lucha, más que en la armonía, me siento muy contento. Creo que hay más desarrollo y enriquecimiento personal  de ese modo. No debemos sobrevalorar los acuerdos, los desacuerdos son también fundamentales. Al igual que no debemos sobrevalorar los éxitos, los fracasos son también parte fundamental de la vida. Cuando nos sobreviene un fracaso, nos esforzamos más y buscamos una nueva salida. Tal vez en lo negativo haya más movimiento que en lo positivo.