sábado, 26 de agosto de 2017

Terrorismo y religión

La religión tiene tres dimensiones: la teológica, donde se trata de demostrar la existencia y la necesidad de los dioses; la ética, donde se trata de los principios y valores para llevar una vida espiritual que procure el bien social; y la sociológica, donde los religiosos convertidos en poder institucional quieren transformar el mundo en conformidad con su concepción del mundo. El ateísmo tiene también esas tres dimensiones: en el ámbito de la teología trata de demostrar la necesidad de la existencia de dios y lo presenta como una creación fantástica del ser humano; en el ámbito de la ética comparte algunos principios y valores idénticos a la religión puesto que también busca el bien social; y en el ámbito sociológico también busca transformar el mundo pero de acuerdo con su concepción atea. Yo creo que el mundo sería mejor si el ateísmo entendido en su sentido profundo desempeñara en el sistema de enseñanza el mismo papel que desempeña la religión. Cuando hablo de ateísmo no hablo del ateísmo proveniente de las ciencias naturales, sino del proveniente de la filosofía, donde podemos destacar figuras tan trascendentales como Feuerbach, Nietzsche y Marx.

miércoles, 9 de agosto de 2017

El fútbol como manifestación de la universalidad de los intereses egoístas

El interés general o común no es cabalmente otra cosa que la universalidad de los intereses egoístas”. Karl Marx.

El imperio del mercado es el imperio del valor de cambio. Y el valor de cambio es la manifestación de la división del trabajo. Y la división del trabajo concebida como interrelación e interdependencia significa que todos dependemos de todos, que todos trabajamos para todos, que todos satisfacemos las necesidades ajenas. Pero esta división del trabajo está organizada de modo capitalista, de modo que en esto de todos trabajamos para todos hay algunos que se llevan mucho más de lo que entregan. Los futbolistas de élite trabajan para los demás, producen un espectáculo que satisface las necesidades de entretenimiento y enajenación de la gente, pero ingresan a cambio demasiado dinero. Eso implica que muchos trabajan para ellos o entregan a cambio más de lo que reciben. Uno de los secretos del enriquecimiento de los futbolistas de élite está en el modo de consumo, el hecho de que un solo producto, un partido de fútbol,  pueda ser consumido de forma simultánea por millones de personas. Pero en el fútbol todo lo irracional e injusto se ha vuelto natural. El traspaso de Neymar al PSG ha costado 220 millones de euros y el propio Neymar ganará anualmente 30 millones de euros. Nadie se asombra y nadie hace nada, ni la izquierda llamada radical, que de continuo equivoca sus blancos. Y la gente en general, dominada por la ideología capitalista, admira la extrema riqueza y el exorbitante lujo. Sueñan con ese mundo. Desean ese mundo. Pero para eso está el Estado, la autoconciencia humana objetivada, para poner remedio a aquello que de modo natural produce enormes perjuicios a las mayorías sociales. Así que como un solo partido de fútbol es consumido por millones de personas, el Estado puede hacer dos cosas: obligar a que la emisión de los partidos de fútbol sea gratis o imponer una carga impositiva del 90 por ciento a los ingresos de los clubes por los derechos televisivos.

lunes, 31 de julio de 2017

Anselm Jappe y las mercancías

En el trabajo de hoy someteré a crítica algunas ideas de Anselm Jappe contenidas en su trabajo titulado Las sutilezas metafísicas de las mercancías. Hay cosas que sigo sin entender. O sí las entiendo: la filosofía lo aguanta todo. El Capital de Karl Marx está cargado de filosofía, y de filosofía de corte hegeliano. Y Hegel debe pasar por el filósofo más abstracto que haya parido la humanidad. Y en la abstracción todo el mundo puede decir lo que quiera y aparentar que dice cosas con sentido e incluso transcendentales. Esto es lo que le sucede a Anselm Jappe. Y contra la especulación y la abstracción engañosa solo cabe el estricto rigor. No se puede, como  ocurre en matemáticas, dejar pasar una. Porque si se deja pasar aunque solo sea una, se producen errores funestos en la representación y en la conciencia. Y apañados estaríamos si en un mundo como el de hoy, lleno de tantas de complejidades y dificultades y necesitado de tantas acciones revolucionarias, dispusiéramos de una conciencia errática, vaga e imprecisa.

jueves, 13 de julio de 2017

La representación del espacio y el tiempo

“Una teja por sí sola no aplasta a un hombre, pero sí produce este efecto por la velocidad adquirida; esto es: el hombre es aplastado por el espacio y el tiempo”. Hegel: Enciclopedia de las ciencias filosóficas.

martes, 6 de junio de 2017

El concepto de crisis financiera y Marx

La crisis financiera que, en septiembre de 1856, estalló al mismo tiempo sobre el continente europeo y sobre Inglaterra, encontró al Crédit Mobilier, como dice el señor Péreire, en la actitud de una vigilante guardia sobre la finanza y el crédito. Karl Marx. New York Daily Tribune. 1 de junio de 1857.

viernes, 26 de mayo de 2017

Relaciones de producción y fuerzas productivas (Pequeña valoración crítica de un texto de James O´Connor)

Juan Sebastián, un seguidor de mi blog, me solicitó que leyera un texto de James O´Connor, titulado La condiciones de producción. Por un marxismo ecológico. Una introducción teórica, y que hiciera una valoración teórica. Aclaro primero algunas cuestiones teóricas. Cualquier objeto o situación objetiva es una totalidad compuesta de muchas partes y relaciones con terceros. Cada una de estas partes y relaciones es un abstracto. Hablar de forma concreta es hablar de un objeto incluyendo en el análisis un número determinado de partes y relaciones. Hay otro concepto de abstracto al que llamamos general abstracto o sintético general que se produce cuando un número determinado de cosas distintas las llamamos con un nombre común. Les pongo un ejemplo que va al caso. ¿Qué son las relaciones de producción? Hay marxistas y teóricos que responden de un modo general y afirman: las relaciones que mantienen las personas en la producción. Es obvio que esta respuesta es muy general. Si fuéramos más concretos y profundos, afirmaríamos con Marx que todas las categorías económicas son expresiones de relaciones económicas o relaciones de producción. Así el dinero, el capital constante, el capital variable, el capital fijo, el capital circulante, el capital industrial, el capital comercial, el interés, la renta, el beneficio, los dividendos, los impuestos, los seguros, los futuros, los dividendos, el crédito, los bonos, las letras del tesoro y el resto de las formas de existencia del valor son distintas manifestaciones particulares de las relaciones de producción  entre las personas. Quienes hablan de las relaciones de producción sin entrar en detalles, se mueven en el ámbito del pensamiento sintético general; mientras que quienes hablan del resto de las categorías económicas mencionadas anteriormente se mueven en el ámbito del pensamiento analítico concreto.

sábado, 20 de mayo de 2017

La dictadura del proletariado

Henry González Ortiz, docente en Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma del Caribe, formula la siguiente serie de ideas: “Tengo una inquietud. En la literatura marxista existe el concepto de dictadura del proletariado. Marx en El Manifiesto afirma que el proletariado con su vanguardia política debe tomar el poder por la fuerza e instaurar una dictadura que destruya la maquinaria política de la burguesía, entiéndase el Estado burgués, y comenzar la nueva sociedad, la socialista, como primera etapa del modo de producción comunista. Mi pregunta es: ¿no será que Marx propuso algo que va en contra de la Ley de la Dialéctica “transición de cambios cuantitativos a cualitativos”, entendiendo que el movimiento es objetivo, no se puede cambiar su ritmo a voluntad? Entonces, al instaurar una dictadura del proletariado y así “adelantar” la Historia, ¿no estaríamos entrando en voluntarismo y violando dicha ley? ¿No será por eso que los así llamados países socialistas fracasaron en su intento y esto lo entendió Lenin con su NEP y continuado con Deng Xiaoping con su famosa frase “no importa si el ratón es negro o blanco, lo importante es que case ratones”?

lunes, 8 de mayo de 2017

La circulación D-M-D en manos de una cooperativa (2)

Marcos ha dejado el siguiente comentario en el trabajo que figura en mi blog con el título La circulación D-M-D en manos de una cooperativa: “Como siempre buen artículo y gran análisis. Solo que no me parece muy científico hacer suposiciones sobre cómo se desarrollaría en el futuro este tipo de empresas. Entiendo que habría que aportar datos o al menos un buen número de ejemplos pasados para apoyar tal afirmación. Como bien se señala al final del artículo: “Un principio filosófico al que los marxistas nunca deben renunciar es al materialismo, esto es, a reconocer que la verdad se busca en la práctica y no en las ideas”. Por lo tanto, la suposición entra en el ámbito de las ideas y en el caso concreto de este artículo no se apoya en la práctica (datos)”.

viernes, 28 de abril de 2017

La circulación D-M-D en manos de una cooperativa

La fórmula D-M-D (Dinero-Mercancía-Dinero) representa la circulación del dinero como capital. Directamente representa al capital comercial, pero con algunas mediaciones o interrupciones también representa al capital industrial. Escogeremos como ejemplo el proceso industrial porque bajo el punto de vista económico es más sustancial que el comercio. Primero hablaremos de una industria que está en manos de un capitalista; y después de la misma industria pero en manos de una cooperativa.

lunes, 24 de abril de 2017

Volver a lo mismo para descubrir nuevas cosas

Supongamos que vamos a ver a la iglesia Sant´Agnese  en Piazza Navona. Supongamos que sea la tercera vez que lo hacemos. Lo que siempre nos ha llamado la atención ha sido la cúpula. El conocimiento previo que tenemos de esa iglesia lo obtuvimos desde el principio por medio de una guía turística. Así que lo que hemos visto en las tres ocasiones lo interpretamos a la luz de esa guía. Podemos disfrutar de esa obra arquitectónica, pero no iremos más allá de ciertas impresiones y de algunas ideas sueltas. Es cierto que al ir por tercera vez nos fijamos en detalles que no habíamos visto antes o que no se fijaron en su momento en la memoria. Porque no todo lo que percibimos lo memorizamos. De manera que lo que consideramos haber sido visto la tercera vez y le asignamos el valor de nuevo detalle percibido, a lo mejor lo vimos la primera vez y no quedó fijado. Supongamos ahora que nos acompaña un experto en arquitectura, en el barroco romano y especialmente en uno de los arquitectos que diseñaron esa iglesia: Borromini. La situación cambia de forma radical: ahora cada uno de los aspectos de la basílica lo  entenderemos por su función y significado, nuestra percepción se profundiza y se ensancha, y sabremos cosas que no solo están ahí sino también fuera de ahí. ¿Por qué? Porque el barroco romano no solo es Sant´Agnese sino muchísima otras obras, porque en lo particular conocemos también el significado general del barroco.

lunes, 6 de febrero de 2017

Podemos se desinfla y se resquebraja

Podemos ya liquidó la ilusión de masas que representaba. De todos modos la ilusión es volátil y efímera. Más importantes son los intereses. Pero los intereses sin conciencia de clase no se sostienen. Así y todo  los intereses que representa Podemos no son claros, son fragmentarios y abstractos. Siguen recurriendo a la sociología vulgar, siguen señalando a las élites como los principales enemigos, y enfrente el pueblo. Pero el pueblo no es una masa homogénea y las élites no constituyen una clase social. Siguen encubriendo bajo el manto de la democracia los intereses nacionalistas de la burguesía catalana. Los intereses de Podemos se han ido convirtiendo en los intereses territoriales de los líderes regionales de dicha formación. No hay unidad ideológica porque Podemos  carece de ideología.

viernes, 27 de enero de 2017

El valor: la sustancia como proceso

Al igual que el saber humano no se reduce al saber de las ciencias estatuidas como tales, del mismo modo la lógica matemática o lógica formal no abarca todas las formas lógicas del mundo. Sin embargo, hay especialistas en lógica matemática que quieren razonar e interpretar la historia o las relaciones económicas con esas herramientas, y en consecuencia no dicen grandes cosas, o dicen cosas superficiales, o le niegan la certeza al saber construidos a lo largo de la historia sobre dichas dimensiones del ser humano: la historia o las relaciones económicas. Cuando yo critico a la lógica formal, no la critico por aquella parte de la realidad –ciertas formas del pensamiento–  que representa de forma acertada, sino porque pretende someter a sus formalismos partes de la realidad de las que no puede dar cuenta de forma científica. Así que las formas lógicas del pensamiento y de la realidad representan un mundo mucho más grande que el que nos proporciona la lógica matemática.

martes, 17 de enero de 2017

Materialismo histórico y materialismo dialéctico

Si alguien me preguntara ¿es usted marxista? Yo meditaría la respuesta. No se puede hablar de la ideología al margen de lo que ha sucedido en los últimos 90 años. Ser un materialista histórico significa esencialmente tener en cuenta la historia del objeto sobre el que se reflexiona, que en este caso es la ideología marxista. Si yo señalara el gran error de los marxistas en el periodo 1920-1980, diría que fue convertir la lucha de clases en una lucha absoluta, que abarcaba todos los aspectos de la vida, sepultando la independencia del resto de las luchas sociales y haciendo del Estado un medio para anular la libertad individual.

lunes, 2 de enero de 2017

Querer y poder

Según Feuerbach “La religión tiene su propia condición de dilema o contradicción entre querer y poder, desear y alcanzar, intención y resultado, representación y realidad, pensar y ser”. Si querer fuera poder, como mantienen los idealistas burgueses, nadie creería en Dios. Tú quieres que tu amigo sea libre de una enfermedad mortal, pero ese poder no reside en ti, reside en la medicina y en sus avances, en la situación económica del enfermo y en el desarrollo de la Seguridad Social. Pero si estos recursos no son suficientes para liberar a tu amigo de la enfermedad mortal, tú recurres a Dios y a su bondad. Y esto que ocurre con la enfermedad mortal, ocurre con la insatisfacción de las necesidades básicas y con las desgracias. Son ellas las que impulsan a los seres humanos a creer en Dios. Luego querer no es poder.