lunes, 28 de diciembre de 2015

La economía, la política y la televisión privada


El movimiento del 15 M, el movimiento de la indignación, podía apuntar a una crítica de la sociedad capitalista. La crisis económica de 2008 era una crisis financiera en la etapa de la globalización capitalista. Los resortes de esa crisis no se podían resolver en los estrechos marcos de los Estados nacionales europeos. Por eso las tendencias dentro del movimiento de los indignados defensoras de la salida del euro no se correspondían con las condiciones básicas y fundamentales de la crisis. Las crisis económicas capitalistas son crisis de las relaciones de producción capitalistas.  Así que un movimiento radical en correspondencia con lo que el nombre indica debía cuestionar las relaciones económicas capitalistas y señalarlas como la principal causa del sufrimiento causado a las clases medias y trabajadoras de nuestro país por la crisis desatada en 2008. Pero el movimiento de los indignados fue rápidamente engullido por la ideología política burguesa, que hace de la política económica la causa principal de las crisis. Así que el supuesto radicalismo que suponíamos en Podemos, cristalización partidista del  movimiento de los indignados, se redujo a criticar la política económica de la austeridad impuesta como solución de la crisis económica en la Unión Europea. De ahí que la mayoría de los líderes políticos e ideológicos de Podemos hayan tomado los textos de Krugman y Stiglitz, representantes teóricos de la burguesía de izquierda, como su teoría de explicación y respuesta a la crisis económica. De forma sucinta: el movimiento de los indignados ha sido engullido por la ideología económica de la burguesía de izquierda. Y en esto y en todo lo que tiene que ver con Podemos  ha tenido mucho que ver el papel desempeñado por las cadenas de la televisión privada, en especial La Sexta.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Percepción práctica, percepción contemplativa e imagen televisiva

La semiótica, como la lingüística, necesita de otras ciencias para fundamentarse. Hay problemas como el del significado que originariamente parecían que solo podían resolverse desde la lingüística, pero más tarde se mostró que otras ciencias y ramas del saber debían también ocuparse de ella: la psicolingüística, la filosofía del leguaje y la misma semiótica. En este mismo sentido el estudio de la semiosis, el origen y constitución de los significados sociales, no solo compete a la Semiótica, en buena medida también compete a la psicología del conocimiento y a la filosofía en su más amplio sentido. En todo fenómeno lingüístico y en todo fenómeno semiótico participan las funciones psicológicas superiores: la atención, la memoria, la sensación, la percepción, el pensamiento y el lenguaje. De ahí que un buen conocimiento de esas funciones psicológicas facilita la comprensión de los fenómenos semióticos. Pero voy más lejos: como los procesos semiológicos se dan en las más diversas formas de la práctica social, los conocimientos históricos, sociales y económicos también se vuelven decisivos para la comprensión e intelección de dichos procesos semiológicos.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Percepción mental

En mi último trabajo titulado Memoria, percepción y pensamiento conceptual,  hice la siguiente afirmación: “Como las imágenes que nos ofrecen los medios audiovisuales están acompañadas por descripciones y valoraciones verbales, nuestras percepciones en segunda persona se constituyen como percepciones mentales”. Ramón Galán, miembro del Cekam, no ve claro este concepto. Le comenté a Ramón que sobre este concepto ya había realizado una primera elaboración en mi blog bajo el título Percepción sensible, percepción mental e ideología. Pedro, que asistía por primera vez a una reunión del Cekam, comentó si no sería más adecuado hablar de representación. Dadas las dudas y dificultades inherentes al concepto de percepción mental, me veo en la obligación de fundamentar de un modo más detallado dicho concepto.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Memoria, percepción y pensamiento conceptual

No hablo del pensamiento literario, tampoco del pensamiento descriptivo ni del pensamiento informativo. Hablo del pensamiento conceptual: el pensamiento que se construye con conceptos. Los conceptos exigen fundamentación de las afirmaciones y procuran unidad al pensamiento. Los conceptos, de acuerdo con Marx, se elaboran con percepciones y representaciones. De ahí la gran ventaja de los conceptos: representan síntesis de muchas percepciones y representaciones. Hay personas que aparentando hablar con conceptos, solo lo hacen con nombres conceptuales, dado que su experiencia y su riqueza en percepciones y representaciones es pobre. Con conceptos se puedan elaborar nuevos conceptos. Pero esto debe tener un fin, puesto que llegará un momento en que la distancia entre los conceptos y las percepciones y representaciones sea tan grande, que aquellos irán perdiendo fuerza y vida. Esta experiencia cognitiva les ocurre a aquellos intelectuales que le dan la espalda al mundo y construyen su pensamiento basándose solo en los libros.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Realidad, razón y conceptos

Jesús, seguidor de mi blog, en referencia con los acontecimientos acaecidos en París y con todo con lo que está interrelacionado, formula la siguiente cuestión: ¿No es cierto que los conceptos occidentales determinan el ser universal?  Hago una primera precisión: más que hablar de conceptos occidentales, sería más correcto hablar de los conceptos de la sociedad burguesa clásica: la libertad, la igualdad y la fraternidad. Estos conceptos son la expresión ideológica de las relaciones de producción capitalista. No en vano en la sección IV de El Capital  titulada Transformación del dinero en capital, Marx se expresa en los siguientes términos: “La esfera de la circulación o del intercambio de mercancías, dentro de cuyos límites se mueve la compra y la venta de la fuerza de trabajo, era en realidad un verdadero edén de los derechos innatos del hombre. Lo único que impera aquí es la libertad, la igualdad, la propiedad y Bentham (el egoísmo)”. El mercado libre capitalista, tan laureado entre los burgueses, es la base económica de los llamados derechos humanos; que en vez de presentarse como conceptos que corresponden a una determinada época histórica, se presentan como conceptos que corresponden al ser humano en general. Los conceptos ideológicos tienen esa peculiaridad: se borran las raíces histórico-económicas de las que brotan y se presentan como conceptos propios del  ser humano en tanto ser humano. Esto es el modo en que concibe la religión al hombre, no como el resultado de un largo y doloroso proceso de desarrollo, sino como un ente creado con todas sus determinaciones desde un principio. La religión representa la más clara manifestación del idealismo: el concepto es anterior al ser y es obra suya.

sábado, 5 de diciembre de 2015

El eurocentrismo y la consigna de lo imposible

Marina Albiol en un artículo titulado Contra el terrorismo y frente a los partidos de la guerra, publicado en Rebelión el 5 de diciembre de 2015, termina su artículo con la siguiente afirmación: “El paso más eficaz que podemos dar para erradicar el terrorismo yihadista es acabar con los gobiernos de Europa que están dirigidos por los partidos de la guerra”. No dudo que a los amantes de la paz, como es el caso de Marina Albiol, los anime el bien para la humanidad. No obstante, debo dejar claro que los marxistas y los leninistas no son pacifistas. Los partidos comunistas de todos los tiempos, o los inspirados en el marxismo, saben que deben luchar por la paz, pero en mil ocasiones también saben que deben hacer la guerra.

martes, 1 de diciembre de 2015

Los atentados de París: la existencia y el ser del Estado

“Y el Mont-Valérien tronaba sin descanso, demoliendo a cañonazos casas francesas, segando vidas, aplastando a personas, acabando con muchos sueños, muchas alegrías esperadas, muchas felicidades anheladas, causando en corazones de mujeres, en corazones de muchachas, en corazones de madres, allí y en otros países, un sinfín de sufrimientos”. Dos amigos. Guy de Maupassant.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Los atentados de París y la desorientación de la izquierda radical

El mundo ha cambiado definitivamente. La multipolaridad se ha hecho evidente por todos los costados. Nada es tan simple como en tiempo de la bipolaridad. El pensamiento complejo debe predominar. Hay partidos de la derecha que están anclados en el pasado, pero también sucede con buena parte de la izquierda radical. Siguen partiendo del pensamiento cuando analizan la realidad y no de la existencia. Siguen hablando desde ninguna parte, como si no estuvieran determinados nacional e históricamente. Es fácil quedar bien enarbolando el espíritu puro de la izquierda radical: no guerra, sí paz. Pero bajo el punto de vista de la práctica, y en la filosofía marxista el punto de vista de la práctica debe ser el primero, el espíritu puro carece valor. En la vida real el espíritu está manchado de sangre y de lodo.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Mercancía y capital

Jesús, lector de mi blog, según comentario sobre mi constructo teórico titulado Trabajo enajenado: aclaraciones conceptuales, formula las siguientes afirmaciones: una, el trabajo enajenado de los Manuscritos de Marx se asienta en el doble carácter del trabajo determinado por la mercancía; dos, Marx no hace de la propiedad privada de los medios de producción (que no son causa sino consecuencia de que la actividad social tiene forma de mercancía en la sociedad capitalista) su caballo de batalla…; y tres, es, en primera instancia, el modo de producción capitalista, y lo que hay que superar, pues es él quien causa la pérdida del ser genérico, haciendo al hombre extraño a sí mismo y a su esencia humana,…”.

martes, 17 de noviembre de 2015

Vida genérica y ser genérico: aclaraciones conceptuales

Diego, lector de mi blog,  en relación con mi elaboración teórica titulada Trabajo enajenado: graduaciones de la enajenación, plantea la siguiente cuestión: “Dices que la vida genérica es la vida dentro del ámbito del trabajo, mientras que la vida individual se desarrolla fuera de ese ámbito. Sin embargo, Marx en la cuestión judía dijo: “La vida genérica misma, la sociedad…”. Por eso tengo entendido que la vida genérica es la vida social, es decir, la que se desarrolla fuera del trabajo. Me gustaría que lo aclararas”.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

La enajenación: aclaraciones conceptuales

Dazer, en relación con mi trabajo, Trabajo enajenado: graduaciones de la enajenación, formula el siguiente comentario: “Hegel diferencia alienación de enajenación, sin embargo, Marx hace un sinónimo de ellos como observo que usted también hace en su texto: “La enajenación implica extrañamiento, cuando la enajenación es una cosa distinta a extrañamiento, no sé si es un error y puede explicarlo. Aquí le dejo la definición adecuada: Entfremdung (literalmente extrañación/extrañamiento) = alienación: desarraigo y ruptura con el ambiente o con otras personas, a lo alejado y separado. Entäusserung (literalmente exteriorización = fuera de sí) = enajenación: desposeimiento”.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Trabajo enajenado: graduaciones de la enajenación

Empecemos transcribiendo las palabras de Marx contenidas en la sección el trabajo enajenado de su obra Manuscritos de Economía y Filosofía: “Como quiera que el trabajo enajenado (1) convierte a la naturaleza en algo ajeno al hombre, (2) lo hace ajeno de sí mismo, de su propia función activa, de su actividad vital, también hace del genero algo ajeno al hombre; hace que para él la vida genérica se convierta en medio de la vida individual. En primer lugar hace extrañas entre sí la vida genérica y la vida individual, en segundo término convierte a la primera en abstracto, en fin de la última, igualmente en su forma extrañada y abstracta”.

sábado, 31 de octubre de 2015

Quien más trabaja, más debe ganar

Jorge, en un comentario sobre mi trabajo La fotografía de Billy El Niño:…, hace la siguiente afirmación: “Aseguras que el principio socialista enunciado por Marx  dice que quien más trabaja, más debe ganar. ¿No te estará confundiendo  con Nicolás Sarkozy y su eslogan de la campaña electoral francesa de 2007? No recuerdo ningún escrito de Marx, de los que están más al alcance de cualquiera, en el que haga tal apología del capitalismo”.

miércoles, 28 de octubre de 2015

La publicidad, las masas alienadas y la desigualdad

Transcribo una noticia de Marca del 17 de julio de 2015: <Cristiano Ronaldo es el rey del Madrid en ingresos y el rey del mundo en las redes sociales. Gracias a los más de 158 millones de seguidores que tiene en Facebook, Twitter e Instagram, el portugués es el deportista con más impacto mediático del planeta. La marca CR7 en las redes es sinónimo de repercusión y de dinero. No hay más que acudir a la última campaña que hizo con Tac Heuer (fábrica suiza de relojes de lujo) en las redes sociales para darse cuenta de que es capaz de generar un mensaje suyo que, en muchos casos, ni ocupa los 140 caracteres máximos de Twiter. Seis posts en Facebook con el lema Don’t Crack Under Pressure de la marca de relojes suizos durante dos días consecutivos generó más de 360.000 euros, según reveló la empresa de estudios de mercado Perucom. Los mensajes de CR7 en la red contaron con más de 35 millones de visitas y 2,5 millones de “Me gusta”>.

Insisto en lo que desde hace tiempo vengo afirmando: la izquierda radical, la izquierda reformista y los economistas críticos están despistados, apuntan hacia donde no deben, mientras que en el silencio mediático globalizado se explota a las grandes masas de una manera cruel; y estas sin saberlo contribuyen a construir un mundo que los domina y aliena. Son enormes masas sociales, como los 158 millones seguidores de Ronaldo, pero no existen como masas, sino como individuos. La red los une, pero al tiempo los mantiene separados y alienados. No saben que Ronaldo tiene una alianza capitalista con Tac Heuer;  y que con cada “Me gusta”  las gigantescas masas sociales solo alimentan la codicia sin límite del futbolista portugués.
Los seguidores de Ronaldo quieren seguir a Ronaldo, pero se les obliga a consumir publicidad. No se les pide permiso, no se les advierte que están generando dinero a favor de Ronaldo. Quienes dan la información hablan de que los seis posts de Ronaldo generaron 360.000 euros, pero eso no es cierto. Los generaron las grandes masas como consumidores de una publicidad que libremente no han elegido consumir. Paga Tac Heuer, pero ese dinero lo genera los consumidores. Cristiano Ronaldo es libre de contratar con cualquier agencia publicitaria la venta de su imagen, pero sus seguidores no son libres. Sus seguidores son masas alienadas que contribuyen a que quien ya es extremadamente rico se vuelva aún más rico. Me gustaría que surgieran gobiernos radicales que prohibieran la publicidad en las redes sociales, para que justamente fueran sociales, y no potencias sociales utilizadas para el enriquecimiento privado.
¡Ah, maldito capitalismo depredador, mercantilizador de todos  los productos sociales, fuerza alienadora y embrutecedora! Y después los periodistas deportivos nos hablan de las acciones benéficas de Cristiano Ronaldo, como si esas acciones no fueran en beneficio de su imagen mercantil capitalista. ¡Qué enorme rechazo siento contra todos los periodistas deportivos, aduladores de la riqueza y colaboradores de la alienación de masas! ¡Qué hipocresía y falsedad cuando hablan de la desigualdad y de los parados! ¡Malditos sean!
 
 



 

La fotografía de Billy El Niño: precio de monopolio y desigualdad

Recientemente hemos tenido conocimiento de una noticia de sabor millonario: Randy y Linda Guijarro compraron por 1,75 dólares una fotografía de 1878 en una tienda de objetos de segunda mano de la localidad de Fresno, California. Después se supo que una de las personas que aparecían en la fotografía era el mítico Billy El Niño, y sobrevino la magia: la fotografía tiene ahora un precio de 5 millones de dólares. Al momento la gente corriente dice: ¡Qué suerte! Pero otras personas pensando más detenidamente dicen: ¡Qué mala suerte tuvieron quienes la vendieron! Y añaden: si el vendedor hubiera sabido que era Billy El Niño quien aparecía en la foto, los cinco millones de dólares hubieran sido para él. Y culminan afirmando que lo más justo sería que el dinero se lo repartieran el vendedor originario y Randy y Linda.

sábado, 24 de octubre de 2015

Amancio Ortega y la desigualdad

El enfado que tengo encima me mata. No comprendo ciertas cosas. No hace un mes que los medios de comunicación nos informaban de la enorme desigualdad que había en el mundo. Un 1 % de la población es propietario de la mitad de la riqueza patrimonial mundial. Los periodistas y comunicadores hablaban en tono grave, preocupado y reivindicativo de la injusticia de esta extrema desigualdad. En todos los foros, menos la derecha recalcitrante,  todo el mundo hablaba de que esta situación era inadmisible y culpaban a los políticos por ello. Hace un par de días hemos tenido otra noticia: Amancio Ortega, socio mayoritario de Inditex, es el hombre más rico del mundo. Y aquellos periodistas que nos hablaban con aparente seriedad y preocupación de la extrema desigualdad, nos hablan ahora con plena alegría y satisfacción de que Amancio Ortega amasa una fortuna de 71.700 millones de euros. ¿Cómo es posible que los periodistas que nos hablaban ayer con voz crítica de la extrema desigualdad nos hablen ahora con alegría de la manifestación más extrema de dicha desigualdad?  Solo tiene una explicación: la piel burguesa que los atrapa, la concepción capitalista que los domina, los convierte en unos hipócritas y en unos inconsecuentes, por no decir en unos cobardes.

jueves, 8 de octubre de 2015

Joseph Stiglitz, la economía vulgar y el socialismo

Rosa Guevara Landa publicó en Rebelión un artículo titulado Más Sobre Joseph Stiglitz y el euro, donde criticaba mi posición sobre este economista y su concepción del euro. Con este trabajo pretendo aclarar algunos conceptos que están en la base de mi crítica. Aconsejo al lector que lea previamente el artículo de Rosa Guevara, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=204159, para que entienda  mejor el sentido de mis palabras.

lunes, 5 de octubre de 2015

Joseph Stglitz y el euro (2)

Respondo al comentario realizado por Rafael Saitua a mi trabajo anterior, titulado Joseph Stiglitz y el euro. Recomiendo al lector que lo lea previamente para que comprenda mejor el sentido de mis afirmaciones.

viernes, 2 de octubre de 2015

Joseph Stiglitz y el euro

La historia la escriben los pueblos y no los intelectuales. Tal vez algunos intelectuales digan importantes verdades, pero la verdad no mueve a las fuerzas sociales sino sus intereses y pasiones. Hacer de Europa una sola nación es un sueño viejo y  un movimiento histórico que no empieza con el euro. Y hoy día, en la época de la regionalización de la economía, representa una demanda imparable. Creo que Joseph Stiglitz en su entrevista del 30 de septiembre, de acuerdo con los fragmentos publicados por Rosa Guevara en Rebelión, no hace teoría económica sino política. Y en el terreno de la política Joseph Stiglitz no es gran cosa. Sus afirmaciones son demasiado ligeras.

sábado, 26 de septiembre de 2015

El valor y sus interrelaciones

El concepto de valor no es de autoría exclusiva de Marx. Antes que él los dos grandes pensadores de la economía clásica burguesa, Adam Smith y David Ricardo, habían elaborado ese concepto y con un notable desarrollo. De hecho la determinación del valor por el tiempo de trabajo es obra de David Ricardo. Así que Marx se presenta como el culminador del concepto de valor y no como su único autor. Lo mismo sucede con la plusvalía y la ganancia. No en vano Marx critica a Ricardo por confundir las leyes de la plusvalía con las leyes de la ganancia. Lo que hay que evidenciar y no perder de vista nunca es que la teoría económica de Marx se presenta en parte como desarrollo de la economía clásica. Y en todo desarrollo hay continuidad y hay ruptura.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Precios irracionales (2)

Cesar Flores ha dejado el siguiente comentario en mi blog a propósito de mi trabajo “Precios irracionales”: “Usted confunde irracional con subjetivo. Los precios en una economía de libre mercado son determinados por el tira y afloja entre lo que los consumidores desean pagar y lo que los productores desean recibir. Puede hacer una campaña concientizando a la gente a que no vale la pena pagar 50 euros por ver a un artista, y si tiene efecto la prédica los precios bajarían. El problema de meter al Estado a determinar qué precio es justo en este caso es que solo podría poner un precio a su capricho, o bien usando calculadora calcular que si un concierto cuesta tanto y el artista en cuestión debe ganar tanto… dividido por la cantidad de gente que asistiría… acá esta, x euros. No sería eficiente, porque el principal factor de la ecuación, la asistencia, no es constante: usted habla de 4 mil asistentes. Y si los interesados no son 4 mil sino 500, ¿costarían más las entradas? Y si son 20 mil, ¿costarían menos? O sea, que algo más deseado sería más caro que algo que no lo es”.
Responderé a las objeciones de Cesar Flores.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Precios irracionales

Entiendo por precio irracional el precio que no refleja adecuadamente el valor, ya sea porque el precio esté muy por encima del valor o porque esté muy por debajo.  Siempre hay diferencias cuantitativas entre precios y valores, pero no nos debemos preocupar de aquellas diferencias que no afectan de forma alarmante a la retribución de los esfuerzos laborales. De todos los componentes que constituyen el valor de las mercancías y de los servicios presto especial atención al valor de la fuerza de trabajo. Y aquí hay siempre que considerar la calidad de la fuerza de trabajo, puesto que esas diferencias suponen diferencias de valor. En la actualidad nos encontramos con ingenieros, economistas y otros jóvenes con titulaciones universitarias que cobran muy por debajo del valor de su fuerza de trabajo. Y en el otro extremo nos encontramos con deportistas o vividores televisivos que cobran muy por encima del valor de su fuerza de trabajo. El mercado capitalista en su etapa de globalización ha generado un sinfín de diferencias sociales injustas. De ahí que yo sea partidario del mercado, pero de un mercado altamente intervenido que corrija de raíz las desigualdades sociales que genera.

domingo, 16 de agosto de 2015

Precio, tamaño de las empresas y desigualdad

Empezaré exponiendo algunas ideas de Samuelson y Nordhaus contenidas en el capítulo II de su obra Economía. Los comentarios puestos entre paréntesis son añadidos míos. La transcripción no es absolutamente literal. Busco fluidez y cierta estética.  Todo lo que aparezca entre comillas son ideas de Samuelson y Nordhaus. “Los economistas teóricos han demostrado que una economía perfectamente competitiva es eficiente. Pero la experiencia de dos siglos ha demostrado que el mercado tiene fallos y que no siempre produce el resultado más eficiente. (Luego los economistas teóricos no tenían razón. El problema es que no estamos hablando del mercado a secas, sino del mercado con apellidos, esto es, del mercado capitalista. Y el mercado capitalista, el mercado basado en el imperio de la propiedad privada, genera muchas desigualdades, pobreza y enormes sufrimientos a extensos segmentos de la población). Dentro de esos fallos se encuentran los monopolios, los descubrimientos científicos, la contaminación y una distribución de la renta éticamente inaceptable. (Un descubrimiento científico puede permitir a una empresa colocarse en el mercado en una posición de monopolio y fijar precios abusivos. A este respecto el Estado hace muy poco por el predominio de la propiedad privada. Hay que tener en cuenta que los precios constituyen el reflejo más adecuado para saber si una economía es eficiente o no. Y los precios en una economía capitalista, sobre todo en lo que afecta a la relación entre grandes y pequeñas empresas como entre grandes empresas y consumidores, reflejan un mercado imperfectamente competitivo. El mundo del fútbol entre muchos es uno de esos ejemplos. No llego a entender cómo los teóricos de la izquierda radical piensan con los conceptos de la izquierda reformista y solo buscan la solución de la desigualdad en los instrumentos fiscales y no en impedir las posiciones monopolistas que adoptan las grandes empresas en el mercado, que se dan muchísimo más de lo que se piensa y en muchos grados. Hay muchos otros factores que explican la desigualdad en origen, pero hoy solo voy a referirme a las posiciones monopolistas).

domingo, 9 de agosto de 2015

Disolución de la ideología

En ocasiones aunque aparentemente el movimiento social va hacia adelante, esencialmente va hacia atrás.  Para ser más preciso: aunque en apariencia se están desbordando los marcos del capitalismo, en esencia se están fortaleciendo. Todo el mundo esperaba que Podemos profundizara en las diferencias ideológicas esenciales y que fortaleciera la conciencia socialista radical, lo que nadie esperaba es que promoviera la disolución ideológica de las diferencias entre izquierda y derecha y que abrazara el socialismo reformista. Y en el caso de Barcelona en Comú y Ahora Madrid el problema es más grave: la ideología, ni tan siquiera la del socialismo reformista, desempeña un papel destacado. El gran error de estas formaciones es que no hacen de la clase obrera en su conjunto su base social fundamental, sino solo las capas pobres de dicha clase. Y en las capas pobres de la clase obrera, y sobre todo en su sector más lumpen, anida la reacción. Y el sentimiento, la ideología y la política reaccionaria se están haciendo notar en esas formaciones políticas. Los partidos políticos, si no quieren promover un movimiento reaccionario, deben apoyarse en los sectores más avanzados de la clase que representan y no en sus sectores más atrasados.

martes, 21 de julio de 2015

Los derroteros de la crisis financiera


Cuando en 2008 se desató la crisis financiera causando tanto destrucción de riqueza y empleo como lo hizo, algo tuvo de positivo: puso de manifiesto que la teoría económica convencional no era tan científica como se suponía. La llamada ingeniería financiera que todo el mundo alababa como el no va más de la aplicación de las matemáticas al mundo del dinero y obra de las mentes más lúcidas del momento, se manifestó como lo que era: un medio de esquilmar riqueza a los inversores y ahorradores. Desde las propias filas capitalistas se señalaba que los economistas no habían sabido pronosticar tamaño desastre. El carácter predictivo de la economía convencional quedaba en entredicho y sus conceptos caían en bancarrota. Se afirmaba desde las propias filas capitalistas que el capitalismo tenía que ser refundido. Pero al final de todo el proceso crítico,  la izquierda reformista se conformó con formular que la culpa de todo ese desastre la tenía la política económica neoliberal, esto es, la desregularización financiera y la codicia. Y la izquierda “radical” secundó ese pronóstico y asumió esos conceptos.  Aunque se hablaba, con carencia total de fundamentos, que Marx había renacido, que su teoría económica había cobrado de nuevo vigencia, lo cierto es que han sido los conceptos de la economía convencional los que han predominado.

domingo, 12 de julio de 2015

Grecia, la izquierda radical y la libertad de pensamiento

Antes de celebrarse el referéndum en Grecia estuve tentado de elaborar un artículo crítico contra Syriza. Pero me autocensuré. Pensé: dejemos primero que los hechos hablen por sí mismos y luego  formularé mis conjeturas. Creo que en el seno de la izquierda radical no existe la libertad de pensamiento o está muy mermada. Parece como si solo estuviera permitido criticar a la derecha. En su tiempo quien criticaba el socialismo soviético era tildado de pro imperialista. Hoy día nadie desde la izquierda radical se atreve a criticar la política y la economía puesta en práctica por el gobierno de Maduro. Si alguien lo hiciera, le tacharían de antidemocrático y de que está alineado con EEUU. Criticar al grandísimo Marx es considerado en el seno de la izquierda radical legítimo, pero criticar a Pablo Iglesias o a Tsipras está mal visto.

viernes, 10 de julio de 2015

Curiosidad: Querer y poder

Solo me limito a transcribir una noticia ofrecida por La Sexta en el día de hoy. Espero tener tiempo para reflexionar sobre la materialista diferencia entre querer y poder. Aunque se grita “sí se puede”, en verdad no siempre se puede. Creo que Syriza como Podemos deben decir lo que quieren y de lo que quieren cuánto se puede.

sábado, 27 de junio de 2015

La cantidad como valor referencial (II)




(Respondo a la propuesta teórica de Ramón Galán)

La cantidad como valor referencial

              (Este trabajo ha sido elaborado por Ramón Galán)
 
En el inicio del El Capital, Karl Marx escribe: “Toda cosa útil, como el hierro, el papel, etc., se ha de considerar bajo un doble punto de vista; el de la calidad y el de la cantidad.” 

domingo, 14 de junio de 2015

El sueldo de alcaldesa de Ada Colau: socialismo reaccionario

Cuando observo el estilo político de Ada Colau y Pablo Iglesias, me retrotraen 40 años atrás, a la época del predominio del socialismo soviético, donde los trabajadores eran sacrificados en aras de un vertiginoso y colosal desarrollo de las fuerzas productivas, donde la industria pesada estaba hipertrofiada y la industria ligera tenía un escaso desarrollo.  Me recuerda el estilo asceta de los dirigentes comunistas, donde en la vestimenta estaba ausente el color y se comía de forma frugal. Se hablaba siempre en aquel entonces, bajo la égida de los partidos de extrema izquierda, desde el punto de vista de la pobreza. Y de hecho a un trabajador que le fuera bien, que tuviera un buen sueldo, una buena casa y un buen coche, se le tildaba de burgués. Se presentan las cosas como si comunista y riqueza fueran antagónicos. Se vivía bajo la más atroz enajenación ideológica. El interés general atrofiaba y asfixiaba el interés individual. Supe leyendo la revista Beijing Informa que Deng Xiaoping, impulsor de un socialismo rico, vivía en un pequeño apartamento y barría todos los días la acera de su casa. Todo eso quedó atrás. El dirigente chino enterró lo que en su estilo de vida todavía quedaban huellas: el socialismo pobre.

domingo, 17 de mayo de 2015

Las decisiones y el peso de la conciencia

Entiendo por psicología social el estudio del ser humano en su relación con los otros y con lo otro. Con la expresión “los otros” me refiero a las personas, y con la expresión “lo otro”,  a las cosas. Creo que todo el mundo sufre desequilibrios emocionales que pueden terminar en una enfermedad psíquica o no. El origen de estos desequilibrios debe buscarse no en el interior de la persona, sino en la historia de sus relaciones con los otros y con lo otro. No creo que la clave esté en si las relaciones con los otros están marcadas por la armonía o por la lucha,  sino si te sientes feliz, contento, alegre. Yo en la lucha, más que en la armonía, me siento muy contento. Creo que hay más desarrollo y enriquecimiento personal  de ese modo. No debemos sobrevalorar los acuerdos, los desacuerdos son también fundamentales. Al igual que no debemos sobrevalorar los éxitos, los fracasos son también parte fundamental de la vida. Cuando nos sobreviene un fracaso, nos esforzamos más y buscamos una nueva salida. Tal vez en lo negativo haya más movimiento que en lo positivo.

lunes, 27 de abril de 2015

¿Filosofía científica?

Leo la información que nos ha facilitado Wilbert Tapia,  miembro del foro Filosofía y Pensamiento. Transcribo una de las preguntas formuladas a Luís Camacho Naranjo y su respuesta. La información al completo puede leerse en La Nación entretenimiento, publicada el 27 de abril de 2015:

domingo, 19 de abril de 2015

¿Un tiempo nuevo en política?

La realidad tiene su peso. La crisis económica desatada en 2008 ha tenido consecuencias dramáticas para mucha parte de la población española. Dicha crisis generó movimientos sociales de envergadura. También generó mucho descontento en partes de la población que no se movilizan.  Dichos movimientos sociales han cristalizado en partidos políticos como Podemos, Ciudadanos, Ganemos y otros. Pero todas estas formaciones que al principio eran aparentemente revolucionarias, se han ido mediatizando tanto que han terminado por perder todo su sentido originario. Cuando oyes hablar a sus líderes, no van más allá de los tópicos de siempre. El sistema los ha engullido antes de que queden configurados dentro del sistema de gobierno del Estado español. Hay muchos periodistas que se han convertido en sus portadores y defensores, haciendo que la ideología de esas formaciones nuevas sea aún más superficial de lo que es en boca de sus líderes.

lunes, 13 de abril de 2015

Los conceptos y la inquietud del pensamiento

Los conceptos son un invento maravilloso. Nos dan orden mental y nos permiten reunir bajo unas pocas categorías multitud de experiencias, percepciones y representaciones. No todos los pensadores se expresan del mismo modo en el orden conceptual. Hay pensadores como Hegel, Marx o Vygotsky donde casi todo lo que dicen está dentro de los cajones conceptuales, mientras que hay otros, por ejemplo Jerome Bruner, donde hay muchas determinaciones que quedan fuera de los cajones conceptuales. No obstante, esto no supone que el discurso de Bruner no sea conceptual, lo que sucede es que en este pensador los conceptos funcionan como nódulos, mecanismos mediante los cuales enlazamos y agrupamos una serie de juicios. Bajo este método de exposición se produce cierta diseminación de los contenidos conceptuales.

viernes, 10 de abril de 2015

La visión integral del ser humano (2)

Sergio Aranda, miembro del foro Pensamiento y Filosofía, tras leer mi trabajo La visión integral del ser humano formula el siguiente planteamiento: “¿Tienen realmente los seres humanos distintos modos del ser?, o más bien existen distintos modos de ser interpretados y comprendidos por un observador según su particular área de interés. Todo organismo es una unidad operacional indivisible, ninguno de sus procesos internos puede considerarse realmente independiente de otro, así pues me parece que desde un punto de vista materialista hablar de modos de ser constituye un reduccionismo que eventualmente puede parecer funcional al desarrollo de algún tipo de conocimiento”.

lunes, 6 de abril de 2015

La visión integral del ser humano

En el último trabajo que he publicado en el blog, Ser y apariencia, formulé la siguiente idea: “Defiendo un pensamiento integral. Todas las esferas del saber representan al ser humano de manera unilateral. De ahí mi interés por el estudio de distintas ciencias. De todos modos hay una esfera del saber que cumple con el requisito de la visión integral del ser humano: la filosofía. En este sentido la filosofía es insustituible”. Wilbert Tapia, miembro de foro Filosofía y pensamiento, después de leer este fragmento, formuló la siguiente objeción: “En este caso se está presentando la idea de que la filosofía proporciona una visión integral del ser humano. Todavía faltaría especificar qué es lo que se está comprendiendo por visión integral”. Yo creí que mi argumento aclaraba con suficiencia  lo que entendía por visión integral del ser humano, puesto que lo había opuesto a la visión unilateral que ofrecía cada una de las ciencias naturales y sociales. Pensaba además que el significado general del adjetivo integral, incluir todos las partes necesarias de una cosa para ser completa, le daba el carácter de suficiencia al concepto de visión integral del ser humano. Pero parece no ser así. Es cierto que un concepto no puede agotarse en una definición aislada del objeto de dicho concepto. Un concepto se entiende mejor cuando forma parte de un teorema o de varios teoremas.

miércoles, 1 de abril de 2015

Ser y apariencia

Ruego al lector que me disculpe por hablar en primera persona. Lo hago porque quisiera hablar del pensamiento sistemático bajo el punto de vista de la subjetividad, circunstancia que me permite pensar de una manera más libre. Algunas personas creen que hablar desde el punto de vista de la subjetividad es hablar de forma no objetiva. Pero esto es un error. La subjetividad es tan objetiva como los objetos sobre los que recae la acción de los seres humanos. Cuando afirmo que voy a hablar desde el punto de vista de la subjetividad, indico con ello que no solo voy a tener en cuenta la conciencia sino también los sentimientos. Y lo de los sentimientos lo entiendo en el sentido hegeliano: como la unidad íntima y pasional entre el sujeto y el objeto. Los sentimientos como la conciencia son fuerzas esenciales objetivas del ser humano. Por supuesto que la forma en que se manifiesta la objetividad de estas fuerzas es distinta a la forma en que se manifiesta, por ejemplo, las manos.

lunes, 9 de marzo de 2015

Los espejismos de Syriza y Podemos

Le dije a mi pareja que sería muy bueno que Syriza ganara las elecciones en Grecia, para así poder apreciar lo que hay de verdadero en ese movimiento. La única teoría radical que existe, la que cuestiona de base el sistema capitalista, es el marxismo. Así que no estoy de acuerdo con que a Syriza y a Podemos se les catalogue como partidos de la izquierda radical. Eso sería faltar a la verdad. No hay nada de radical en el programa de Syriza como tampoco lo hay en el programa de Podemos. Teóricamente no van más allá de la socialdemocracia, esto es, no van más allá de luchar por reformar el capitalismo y hacerlo más justo y humano. El inspirador en teoría económica de estas dos formaciones políticas no es Marx sino Paul Krugman. Así que no nos hagamos con ilusiones falsas. Paul Krugman no quiere acabar con el capitalismo, Marx sí lo quería.

martes, 20 de enero de 2015

Oportunismo y religión




“Por oportunismo debe entenderse la política de aquel partido que  adaptando su táctica a las condiciones cambiantes de la coyuntura política hace dejación de sus principios y termina negando su necesidad”

jueves, 15 de enero de 2015

Doble uso del objeto de propiedad

En la página 264 de la obra de Aristóteles titulada Política puede leerse lo siguiente: “Acerca de éste tomemos el comienzo desde el punto de vista siguiente: “cada objeto de propiedad tiene un doble uso. Ambos usos son del mismo objeto, pero no de la misma manera; uno es el propio del objeto y el otro no. Por ejemplo, el uso de un zapato: como calzado y como objeto de cambio. Y ambos son utilizaciones del zapato. De hecho el que cambia un zapato al que lo necesita por dinero o por alimento utiliza el zapato en cuanto zapato, pero no según su propio uso, pues no se ha hecho para el cambio”.

lunes, 12 de enero de 2015

Una pequeña reflexión en torno al ataque terrorista sufrido por Charlie Hebdo

Me desorientan algunos ideólogos de la izquierda radical. Pecan, en parte, de eclecticismo, y en parte, de intelectualismo. Después de lo sucedido quedé pendiente de la respuesta de Podemos: condenó los asesinatos y se solidarizó con las víctimas. Fue escueto. No ideologizó el problema. Tampoco lo relativizó. Ni cayó en el eclecticismo ni en el intelectualismo. Su futuro político, la posibilidad de convertirse en el partido gobernante de un Estado capitalista occidental, lo obliga a actuar así. No puede separar lo que piensa de lo que llegado el caso tendrá que hacer.

miércoles, 7 de enero de 2015

jueves, 1 de enero de 2015

Política de Aristóteles

En el Cekam nos hemos propuesto estudiar durante el año 2015 la obra de Aristóteles que lleva por nombre Política. La causa inmediata de esta decisión ha sido la aparición de Podemos en el panorama político español, y la causa general ha sido que en el Cekam siempre buscamos medios para combatir la influencia perniciosa de la economía y sociología vulgares. La decepción que me ha provocado Podemos ha estado en que presentándose originariamente como un partido radical de izquierda, hace uso de una ideología intencionadamente ambigua y superficial. En el terreno de la filosofía de la religión los marxistas han denominado materialistas vergonzantes a los agnósticos. Mientras que los marxistas declaran abiertamente que no creen en dios puesto que no existe, los agnósticos afirman que no saben si dios existe o no existe. Donde en los marxistas hay firme determinación, en los agnósticos hay duda y ambigüedad. Lo mismo sucede en el terreno de la ideología política con Podemos: no hay firme determinación sino ambigüedad. De ahí que a Podemos se le deba catalogar como un partido de izquierda radical vergonzante.