viernes, 11 de diciembre de 2015

Memoria, percepción y pensamiento conceptual

No hablo del pensamiento literario, tampoco del pensamiento descriptivo ni del pensamiento informativo. Hablo del pensamiento conceptual: el pensamiento que se construye con conceptos. Los conceptos exigen fundamentación de las afirmaciones y procuran unidad al pensamiento. Los conceptos, de acuerdo con Marx, se elaboran con percepciones y representaciones. De ahí la gran ventaja de los conceptos: representan síntesis de muchas percepciones y representaciones. Hay personas que aparentando hablar con conceptos, solo lo hacen con nombres conceptuales, dado que su experiencia y su riqueza en percepciones y representaciones es pobre. Con conceptos se puedan elaborar nuevos conceptos. Pero esto debe tener un fin, puesto que llegará un momento en que la distancia entre los conceptos y las percepciones y representaciones sea tan grande, que aquellos irán perdiendo fuerza y vida. Esta experiencia cognitiva les ocurre a aquellos intelectuales que le dan la espalda al mundo y construyen su pensamiento basándose solo en los libros.

Las percepciones las hay de dos clases: percepciones de objetos o en primera persona y percepciones de imágenes o en segunda persona. Hoy día el papel de los medios de comunicación visuales es tan importante que la mayoría de nuestras percepciones del mundo global es en segunda persona. Son los fotógrafos y cámaras de televisión quienes viven los hechos en primera persona. Dependerá de nuestra experiencia y sensibilidad que las imágenes percibidas sean algo más que meras imágenes. Como las imágenes que nos ofrecen los medios audiovisuales están acompañadas por descripciones y valoraciones verbales, nuestras percepciones en segunda persona se constituyen como percepciones mentales. Siempre las percepciones en primera persona, aunque proporcionalmente sean pocas, serán la base de las percepciones en segunda persona.
Los conceptos de una época se corresponden con las percepciones y representaciones de dicha época. El mundo bipolar, el hecho de que cualquier acontecimiento que ocurría en el planeta reflejaba la pugna entre EEUU y la URSS, suponía multitud de percepciones y representaciones que son almacenadas en la memoria. Pero hay que advertir que las nuevas percepciones están siempre mediadas por la memoria. De ahí que aunque cambie la realidad, que un mundo bipolar se transforme en un mundo multipolar, las personas siguen percibiendo el mundo nuevo como si fuera el mundo viejo. Aunque sepan que el mundo es multipolar, el concepto de multipolaridad todavía no está afianzado en sus conciencias, puesto que no está enriquecido con las percepciones y representaciones del mundo nuevo. De tal manera que la memoria, aquella que tiene que ver con las percepciones y representaciones del mundo viejo, predomina en sus cabezas y mediatiza las percepciones y representaciones del mundo nuevo. De ahí que bajo un nombre conceptual nuevo, la multipolaridad, se oculten percepciones y representaciones del mundo bipolar.
 

1 comentario:

  1. Al lector del blog, al menos al que esto escribe, no le resulta fácil saber a qué atenerse con lo que lee:
    En el post anterior se nos cuenta que en China "el capitalismo ha ganado la posición predominante", ya que nos encontramos "en la época de la globalización de la relaciones capitalistas". Para inmediatamente después asegurar que "no es cierto que los conceptos occidentales capitalistas determinen el ser universal de Asia central" por razones, no desarrolladas, que allí se exponen y que rebaten o contradicen la afirmación anterior, como si no hubiese una relación causa/efecto. Rechazando la porosidad del dispositivo totalitario del capital, como la negación implícita del hecho que el fetichismo de la mercancía (concepto marxiano por excelencia) determine las formas del pensamiento y la acción.
    Si en aquel post el concepto "globalización" ve disminuido el alcance de su contenido, en éste, que nos ilustra sobre el "pensamiento conceptual", tal concepto sufre otra "mordida" cuando entra en juego la "multipolaridad".
    Si entendemos por multipolaridad el desencuentro entre varias bandas de gángsters al interior de la globalización, eso se puede aceptar. Pero no creo que sea esa la idea puesta de manifiesto en este blog.
    Entiendo que la globalización (que David Harvey expresa en términos de "desarrollo espacio-temporal desigual") es la dominación total de la forma valor. La destrucción de toda forma de soberanía que pretenda resistírsele. Con ello se pone de manifiesto que el mundo está sometido a lo que Marx denominaba el "sujeto autómata" de dominación abstracta e impersonal: el capital. No hay más peleas que las que ofrecen mercancías entre ellas, pasando por encima de toda barrera religiosa, política, nacional y lingüística, aunque, como decía Marx, éstas no van solas al mercado, para ello tiran de los hombres.
    Si se pretender entender que la multipolaridad es una variante o prolongación de lo que se interpretó por bipolaridad, hay comenzar por exponer que la figura de dos bloques antagónicos en las formas (supuesto socialismo/capitalismo) no fue más que una representación equivocada del devenir del capital: la competencia entre un capitalismo desarrollado y otro en proceso de recuperación de un retraso acumulado históricamente, cuya última evidencia y la más palpable es el caso de China.
    Lo que nos presenta el blog es una representación invertida de la realidad, una realidad fetichizada, como consecuencia de concepciones o representaciones mediadas por las categorías del capital.

    ResponderEliminar